Identifica tu somatipo y como sacarle provecho

Según nuestra estructura corporal vamos a clasificar nuestro cuerpo dentro de las tres categorías que estableció William Sheldon. Saber identificar cual es nuestro somatipo nos va a permitir saber que tipo de dieta y entrenamiento seguir según el tipo de cuerpo que tengamos.

Si bien vas a identificarte más con uno de ellos, puede que tengas una combinación de los tres. Se los clasifica como Ectomorfo, Mesomorfo y Endomorfo

Ectomorfo: Pertenecen a este tipo de cuerpo las personas delgadas, con estructura ósea delgada, con extremidades largas y músculos fibrosos. Si estas en esta categoría seguramente tienes un buen funcionamiento metabólico y por lo tanto un bajo indice de grasa corporal. Al tener un metabolismo que quema rápidamente las calorías es muy difícil ganar peso y para ganarlo se deben ingerir mas calorías.

Su entrenamiento debe centrarse en grupos musculares grandes y ejercicios cortos e intensos, deben olvidarse de los aeróbicos e ir a entrenar con pesas y ejercicios de fuerza. Se puede entrenar 3 veces a la semana unos 45 minutos y la clave está en hacer un entrenamiento básico con mucho peso, siempre cuidando de no lesionarse y con la ayuda de un instructor.

Mesomorfo: Aquí están los que por naturaleza tienen un perfil atleta, ganan músculo con gran facilidad y es por eso que teniendo una dieta regular y no esforzándose demasiado en entrenar van a obtener músculos definidos. Tienen mas facilidad para engordar que los Ectomorfos pero no necesitan ser muy estrictos con su alimentación. Su estructura ósea es grande y sus músculos son fuertes. Los resultados del entrenamiento se van a ver rápidamente, en especial si eres principiante. Sin embargo lo mejor es hacer ejercicios cardiovasculares y pesas con una alimentación saludable.

Endomorfo: Si te sientes identificada con este somatipo puede que te haya tocado la peor parte, pero no debes preocuparte porque todo tiene solución! Este tipo de cuerpo se caracteriza por tener una tendencia al sobrepeso ya que acumulan grasa con facilidad, sus piernas son anchas y sus brazos delgados. Sus músculos son fuertes en especial los de las piernas y es por esto que a las sentadillas las dominan con gran facilidad. Su ritmo metabólico es lento, por esta razón le cuesta mas quemar grasas.

Debes realizar actividades aeróbicas para mantener bajo peso en grasa, ademas estar activo durante el día a día para mantener estimulado nuestro organismo como por ejemplo subiendo y bajando escaleras, caminando, corriendo, etc. En cuanto a la alimentación se debe ingerir menos carbohidratos y grasas.

Ahora que ya identificaste tu tipo de cuerpo y tienes todas las herramientas para saber como actuar, ponete en marcha para conseguir tus objetivos!

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notificación de